traslatormenta.gif
vivaelverano.gif
ciudadasustada.gif

¿Cómo ha afectado el cambio climático a los fenómenos meteorológicos extremos en el mundo? (parte II)

Fuente Carbon Brief

Publicado: 4/08/2022

Enlace al artículo original publicado en inglés

 

Enlace a la parte I del artículo

 

Tipos de eventos extremos

Los eventos y tendencias que se muestran en el mapa están respaldados por 431 artículos científicos individuales o estudios rápidos. Cuando un solo estudio cubre múltiples eventos o ubicaciones, estos se han separado en entradas individuales en el mapa.

Al combinar la evidencia de los últimos 20 años, la literatura está fuertemente dominada por estudios de calor extremo (30 %), lluvia o inundaciones (25 %) y sequía (16 %). Juntos representan más de dos tercios de todos los estudios publicados (71%). La lista completa de eventos está disponible en este enlace.

La cantidad de eventos extremos estudiados ha aumentado sustancialmente en los últimos 10 a 15 años. Téngase en cuenta que los estudios formales suelen realizarse aproximadamente un año después del evento en sí, ya que el proceso de redacción y revisión por pares de artículos de revistas puede llevar muchos meses.

La mayoría de los estudios incluidos se han publicado en los números especiales anuales "Explicación de eventos extremos" del Boletín de la Sociedad Meteorológica Estadounidense (BAMS). Cada volumen extraordinario suele contener entre 15 y 30 estudios revisados ​​por pares sobre eventos del año anterior. Se han encontrado otros estudios a través de la base de datos de señales climáticas y búsquedas en línea a través de revistas. Esta actualización incluye estudios publicados hasta finales de mayo de 2022.

(Nota: el mapa actualmente solo incluye estudios publicados en inglés).

Para esta última iteración del mapa, también se ha agregado una nueva categoría de eventos extremos "compuestos". Esto incluye, por ejemplo, un estudio de 2021 que encontró que el cambio climático había contribuido a la "alta probabilidad" de eventos secos y calurosos combinados en las últimas décadas en la mayor parte de China.

Dichos estudios muestran que los estudios de atribución están considerando cada vez más los impactos de los extremos, en lugar de centrarse únicamente en el evento meteorológico.

Uno de los primeros de estos estudios de "atribución de impacto" se publicó en 2016. Se estimó que 506 de las 735 muertes en París durante la ola de calor europea de 2003 se debieron al hecho de que el cambio climático había producido que el calor fuera más intenso de lo que hubiera sido de otro modo. Lo mismo sucedió con 64 de las 315 muertes en Londres, según el estudio. Los impactos en la salud se han convertido cada vez más en el foco de los estudios de atribución.

De manera similar, un estudio de 2021 encontró que el 37% de las "muertes relacionadas con el calor en la estación cálida" en 43 países entre 1991 y 2018 "pueden atribuirse al cambio climático antropogénico y que el aumento de la mortalidad es evidente en todos los continentes". Otro estudio de 2021, que los autores desglosaron en una publicación de invitado de Carbon Brief, encontró que el cambio climático fue un "impulsor crítico" de la sequía que condujo a una crisis alimentaria en Lesotho en 2007. Y un tercer estudio de 2021, también objeto de una publicación de invitado de Carbon Brief: sobre la creciente amenaza de una "inundación repentina" de los lagos glaciares en los Andes peruanos encontró que el retroceso de los glaciares de la región era "totalmente atribuible" al calentamiento causado por el hombre.


 

Este cambio hacia los impactos “es bastante significativo”, dice el profesor Peter Stott, quien dirige el equipo de atribución y vigilancia climática en el Met Office Hadley Center y ha sido coeditor de los informes BAMS desde que comenzaron en 2012: “Los impactos son difíciles de hacer porque tienes que establecer un vínculo significativo entre la meteorología y el impacto en cuestión. Como editores, hemos estado tratando de fomentar más estudios sobre los impactos porque son los impactos más que la meteorología en sí lo que tiende a motivar este tipo de estudio, y si solo tenemos la atribución al evento meteorológico, entonces solo tenemos una relación indirecta al impacto relevante”.

La atribución de los impactos climáticos podría incluso usarse en los tribunales, explicó un estudio de 2021. Los autores escribieron una publicación invitada de Carbon Brief explicando cómo la ciencia de la atribución se puede "traducir en causalidad legal": “La atribución puede cerrar la brecha identificada por los jueces entre una comprensión general de que el cambio climático inducido por el hombre tiene muchos impactos negativos y proporcionar evidencia concreta del papel del cambio climático en un lugar específico para un evento extremo específico que ya ha provocado o conducirá a daños y perjuicios."

Finalmente, la investigación de atribución también ha identificado la “señal” de la influencia humana en otros indicadores del cambio climático, como el aumento de la temperatura promedio, el aumento de la temperatura de los lagos o el aumento del nivel del mar. Investigaciones recientes incluso han podido detectar la huella del cambio climático "desde cualquier día en el registro global observado desde principios de 2012, y desde 1999 sobre la base de un año de datos". Estos tipos de estudios no se han incluido en el mapa de atribución ya que el enfoque aquí está en los extremos.

La influencia humana en el clima extremo

De los estudios de atribución incluidos aquí, los científicos encontraron que el cambio climático causado por el hombre ha alterado la probabilidad o la gravedad de un evento meteorológico extremo en el 80% de los casos estudiados (el 71% lo hizo más severo o probable y el 9% lo hizo menos).

En la primera edición de Carbon Brief de este análisis en 2017, se encontró que el 68% de los eventos tenían un impacto humano (con un 63% más severo o probable y un 6% menos).

Hay varias formas de llevar a cabo un análisis de atribución. (Un equipo de científicos de atribución escribió una publicación de invitado de Carbon Brief en 2021 que desglosa sus métodos). Uno de los más comunes es tomar observaciones y/o simulaciones de modelos climáticos de un evento extremo en el clima actual y compararlos con modelos idealizados de ese evento en un mundo sin calentamiento global causado por el hombre. La diferencia entre las simulaciones de cambio climático “con” y “sin” indica cómo ha cambiado la probabilidad o la gravedad de ese evento extremo.

Hay que tener en cuenta que los eventos se clasifican aquí como de impacto humano si se determina que el cambio climático ha influido en, al menos, un aspecto de ese evento. Por ejemplo, un estudio de la sequía de África Oriental de 2011 encontró que el cambio climático contribuyó a la ausencia de las “lluvias largas” a principios de 2011, pero que la falta de “lluvias cortas” a fines de 2010 se debió al fenómeno climático La Niña. Este evento es, por lo tanto, designado como de impacto humano.

Alcance geográfico

Si bien se ha logrado mucho en el campo de la atribución de eventos extremos en un corto espacio de tiempo, los científicos buscan constantemente formas de adaptar su trabajo a las personas que podrían usarlo.

Uno de los principales objetivos desde los primeros días ha sido expandir la atribución de eventos extremos para cubrir un área geográfica más grande y diversa.

En qué lugar del mundo los científicos pueden realizar estudios de atribución, y para qué tipo de eventos, siempre estará limitado por la calidad y disponibilidad de los datos observados y los modelos apropiados. El mapa de atribución destaca, por ejemplo, que hay relativamente pocos estudios sobre clima extremo en África y América del Sur.

En otro ejemplo, los científicos que esperaban analizar el supertifón Mangkhut, que azotó Filipinas en septiembre de 2018, no pudieron en parte debido a los datos observados de "muy mala calidad" en conjuntos de datos disponibles públicamente y a la falta de modelos.

Por el momento, también hay una fuerte inclinación hacia los eventos meteorológicos que son locales para los grupos de modelación o que tienen un interés científico particular. Esto significa que, si bien los estudios realizados hasta ahora son indicativos del papel que está desempeñando el cambio climático en el clima extremo en todo el mundo, no deben considerarse representativos de todos los tipos de clima extremo en todas partes.