mangaensantander.gif
fuegoenelmartethys.gif
transferenciadeenergia.gif

ENSO: La Niña perdurará hasta la estación fría. Pero, ¿cómo afectará a la meteorología a medida que nos dirigimos al cambio de patrón estacional? (3)

Enlace Parte 1

Enlace Parte 2

INFLUENCIA A LARGO PLAZO DE LA NINA 2022

Analizaremos las tendencias estacionales para fines del verano y principios del otoño de 2022, utilizando el pronóstico del ECMWF, que a menudo se conoce como el modelo más fiable a largo plazo, para el período agosto-septiembre-octubre (ASO 2022)

El pronóstico muestra un sistema de alta presión de La Niña que permanece en el Pacífico Norte y se extiende sobre los Estados Unidos hacia el Atlántico Norte y Europa.

Como se muestra en el gráfico de la señal de La Niña anterior, un área de alta presión más fuerte se sitúa al noreste de los Estados Unidos. Como resultado, tendrá un efecto regional en el desarrollo de la meteorología en el este de los Estados Unidos y el este de Canadá. Destaca una zona de bajas presiones sobre Alaska y Canadá.

La distribución de la temperatura global también muestra el patrón de La Niña. En América del Norte, vemos una acumulación cálida en el centro y noreste de los Estados Unidos. Por contra, prevalecen las regiones normales a más frías sobre Canadá y probablemente el noroeste de los Estados Unidos.

Europa presenta en su mayoría condiciones más cálidas de lo normal en el continente. Las anomalías cálidas más débiles se encuentran en el extremo norte de Europa, más cerca del área de baja presión.

En Europa la temperatura será mucho más cálida de lo normal en la mayor parte del continente, con la excepción de las altas latitudes del noroeste, que estará bajo la influencia de un sistema de baja presión.

En América del Norte, se pueden ver mejor las anomalías cálidas en gran parte de los Estados Unidos. Se pronostican anomalías cálidas más fuertes en el medio oeste y el noreste de los Estados Unidos y anomalías cálidas sobre el este de Canadá. El centro y oeste de Canadá tendrá temperaturas normales, bajo la influencia más directa de un sistema de baja presión y la corriente en chorro.

 

 En cuanto a las precipitaciones, prevalecerán las condiciones normales a más húmedas en el extremo norte de Europa en la zona de bajas presiones. Pero se espera que el resto del continente sea más seco que el promedio, excepto el Mediterráneo occidental.

 

El pronóstico de precipitación sobre América del Norte muestra condiciones más secas sobre las partes del centro y norte de los Estados Unidos. Pero partes del sureste y suroeste de los Estados Unidos y el este de Canadá tienen una mayor probabilidad de condiciones más húmedas.

 

 Esta distribución está más  o menos en línea con la influencia de La Niña de la estación cálida que hemos visto anteriormente, donde el este y el suroeste de los Estados Unidos pueden tener más precipitaciones. Por el contrario, las zonas más secas se desplazan hacia las regiones central y septentrional.

En cuanto a la predicción oficial de la NOAA/CPC de la temperatura para el mismo período, la mayor parte de los Estados Unidos es más cálida de lo habitual. Las principales anomalías cálidas se pueden encontrar en la mitad occidental de los Estados Unidos y el noreste.

El pronóstico de precipitación oficial es similar al pronóstico del modelo del ECMWF, con una probabilidad igual a mayor de más precipitaciones en partes del este de los Estados Unidos. Pero se pronostica que la mayor parte del centro de los Estados Unidos tendrá condiciones más secas.