Las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de China disminuyeron alrededor de un 0,5% en el tercer trimestre de 2021 en comparación con el año anterior

Las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de China disminuyeron alrededor de un 0,5% en el tercer trimestre de 2021 en comparación con el año anterior, según un nuevo informe de Carbon Brief.

El descenso interanual de las emisiones procedentes de los combustibles fósiles y el cemento supone un marcado giro respecto al aumento de aproximadamente el 9% registrado en el primer semestre del año, cuando la economía china se recuperó de la pandemia de coronavirus gracias a una serie de estímulos.

Además, la tendencia a la baja del tercer trimestre se acentuó en septiembre -el primer mes en el que las emisiones mensuales volvieron a los niveles de 2019- y parece que se profundizará aún más en octubre, según los datos preliminares.

Este análisis se basa en las cifras oficiales de producción nacional, importación y exportación de combustibles fósiles y cemento, así como en los datos comerciales sobre la evolución de las existencias de combustible almacenado. En el caso del carbón y el gas natural, las tasas de crecimiento se ajustan para que coincidan con las tasas de crecimiento trimestrales comunicadas oficialmente, cuando están disponibles.

En el segundo informe trimestral se observaba los primeros signos de enfriamiento del crecimiento de las emisiones de China en el segundo trimestre de 2021.

Mirando hacia el futuro, el descenso de las emisiones podría marcar un punto de inflexión y un pico temprano en el total de emisiones de China, años antes de su objetivo de alcanzar el máximo antes de 2030.

Por otra parte, si el gobierno chino inyecta más estímulos a la construcción para impulsar su economía, las emisiones podrían repuntar de nuevo, antes de alcanzar su máximo a finales de esta década.

Caída trimestral

Las emisiones de CO2 de China aumentaron bruscamente a finales de 2020 y principios de 2021, ya que la construcción y la actividad industrial pesada lideraron la recuperación de los cierres iniciales de Covid-19.

Como resultado, las emisiones de CO2 en el último trimestre de 2020 y el primero de 2021 experimentaron los mayores aumentos interanuales en una década. También es probable que el aumento de las emisiones de China haga que las emisiones globales totales vuelvan a acercarse a los niveles prepandémicos en 2021.

Este contexto hace que la caída interanual trimestral de los últimos tres meses de datos de las emisiones de China sea especialmente acusada, como se muestra en el siguiente gráfico.