iriscontraglaciar.gif
amanecerdesdeelcielo.gif
arreboladapirenaica.gif

'La década del almacenamiento de energía': la capacidad global en vías de aumentar 20 veces para 2030

A grid scale energy storage project / Credit: Anesco

Imagen: Un proyecto de almacenamiento de energía a escala de red/Crédito: Anesco

 

El último informe de BloombergNEF1 predice que la demanda en auge a lo largo de la década de 2020 debería hacer que el mercado global de almacenamiento de energía alcance un teravatio hora a finales de la década.


El mercado mundial de almacenamiento de energía se encuentra en la cúspide de una década estelar que lo verá desempeñar un papel central en la transición a la energía limpia, según el último pronóstico de BloombergNEF (BNEF).

La influyente firma de investigación publicó esta semana un importante nuevo informe que detalla cómo espera que las instalaciones de almacenamiento de energía en todo el mundo alcancen un acumulado de 358 gigavatios/1.028 gigavatios-hora para fines de 2030, un nivel más de 20 veces mayor que los 17 gigavatios/34 gigavatios-hora en línea a finales de 2020. 

El informe Global Energy Storage Outlook 2021 de la compañía estima que se agregarán 345 gigavatios/999 gigavatios-hora de nueva capacidad de almacenamiento de energía a nivel mundial entre 2021 y 2030, que es más que la capacidad total de generación de energía de Japón en 2020.

Se espera que el aumento en las instalaciones implique más de 262 mil millones de dólares USA de inversión, ya que las empresas de energía de todo el mundo se apresuran a desplegar capacidad de almacenamiento junto con plantas eólicas y solares.

Estados Unidos y China están inclinados a dominar el mercado global, representando más de la mitad de las instalaciones de almacenamiento globales para 2030. "Las ambiciones de energía limpia de los gobiernos estatales y las empresas de servicios públicos impulsan el despliegue de almacenamiento en los Estados Unidos", dijo BNEF. "En China, el ambicioso objetivo de instalación de 30 gigavatios de construcción acumulada para 2025 y las reglas de integración renovable más estrictas impulsan las instalaciones de almacenamiento esperadas".

Sin embargo, se espera que el auge del almacenamiento de energía tenga un alcance mundial, y es probable que India, Australia, Alemania, el Reino Unido y Japón experimenten un rápido crecimiento.

El informe también señaló que Europa, Oriente Medio y África (EMEA) está actualmente a la zaga de sus contrapartes debido a la ausencia de incentivos y políticas de almacenamiento específicas, pero agregó que podría surgir un entorno político más favorable a medida que los gobiernos europeos trabajen para cumplir con sus ambiciosas metas de descarbonización."El  crecimiento en la región podría acelerarse a medida que aumente la penetración de las energías renovables, salgan más generadores de combustibles fósiles y la cadena de suministro de baterías se vuelva más localizada", según el informe.

"El mercado global de almacenamiento está creciendo a un ritmo sin precedentes", dijo Yiyi Zhou, especialista en energía limpia de BNEF y autor principal del informe. "La caída de los costos de las baterías y el aumento de la penetración de las energías renovables hacen que el almacenamiento de energía sea un recurso flexible y atractivo en muchos sistemas de energía. Los proyectos de almacenamiento de energía están creciendo en escala, aumentando la duración del envío y cada vez más se combinan con las energías renovables".

Se espera que el mercado esté dominado por proyectos de almacenamiento de baterías que permitan la transferencia de energía, por ejemplo, el almacenamiento de energía eólica y solar para su liberación en momentos de máxima demanda, y BNEF predice que el 55 por ciento del almacenamiento de energía construido para 2030 se utilizará para este propósito. 

Sin embargo, también se espera que el mercado de baterías utilizadas en entornos domésticos y comerciales crezca a un "ritmo constante", y que el almacenamiento de energía en hogares y empresas represente aproximadamente una cuarta parte de las instalaciones de almacenamiento mundiales para 2030.

"Esta es la década del almacenamiento de energía", dijo Yayoi Sekine, jefe de energía descentralizada de BNEF. "Hemos estado anticipando una ampliación significativa durante muchos años y la industria ahora está más que lista para cumplir".

También se espera que la creciente demanda de capacidad de almacenamiento de energía impulse la innovación continua y la reducción de costos en todo el sector.

El informe destaca cómo la industria está explorando el uso de múltiples tipos de baterías químicas, como la de iones de litio, que parecen estar listas para desplazarse, así como las de níquel-manganeso-cobalto (NMC). En 2021, el fosfato de litio-hierro (LFP) se utilizará más que las químicas de NMC para el almacenamiento estacionario por primera vez. Mientras tanto, las baterías de iones de sodio podrían "desempeñar un papel significativo para 2030".

Al mismo tiempo, se está trabajando en otras tecnologías de almacenamiento de energía que podrían proporcionar un almacenamiento de mayor duración, como el aire comprimido y los sistemas de almacenamiento de energía térmica.

Sin embargo, BNEF dijo que espera que las baterías dominen el mercado al menos hasta la década de 2030, en gran parte debido a su "competitividad de precios, cadena de suministro establecida y trayectoria significativa".

(1)BloombergNEF (BNEF) es un proveedor de investigación estratégica que cubre los mercados mundiales de productos básicos y las tecnologías disruptivas que impulsan la transición a una baja emisión de carbono.

Publicado en  por James Murray el 18 de noviembre de 2021. Enlace al original: https://bit.ly/3oH2On3