mangaensantander.gif
vivaelverano.gif
lasombradelteide.gif

Compromiso mundial sobre el metano

3  - 4 minutos

La OMM apoya el Compromiso Mundial sobre el Metano como parte de la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero

El nuevo Compromiso Mundial sobre el Metano anunciado en las negociaciones sobre el cambio climático de las Naciones Unidas (COP26) representa el primer gran impulso internacional para reducir las emisiones de un gas de efecto invernadero potente pero de corta vida.

La Organización Meteorológica Mundial acogió con satisfacción la iniciativa. Pero subrayó que ésta debe ir acompañada de una acción urgente para reducir las emisiones de dióxido de carbono, el principal gas de efecto invernadero de vida larga.

" Como Secretario General de las Naciones Unidas, tengo muchas batallas, pero la lucha contra la crisis climática es la más importante de mi vida. Es una batalla que podemos y debemos ganar. No podemos rendirnos. No me rendiré", tuiteó el Secretario General de la ONU, António Guterres.

" La lucha por el clima necesita de todas las manos en la mesa. Es responsabilidad de todos. Todos los países, todas las ciudades, todas las empresas y todas las instituciones financieras deben reducir de forma radical, creíble y verificable sus emisiones y descarbonizar sus carteras a partir de ahora", tuiteó Guterres, que volvió a las negociaciones para infundir un sentimiento de urgencia.

El objetivo del Compromiso Mundial sobre el Metano, liderado por los Estados Unidos de América y la Unión Europea, es reducir las emisiones de metano en al menos un 30% para 2030. Más de 100 países, incluidos los principales emisores, firmaron el compromiso, que apoyará el objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento a un nivel muy inferior a 2 °C.

El metano es un potente gas de efecto invernadero que permanece en la atmósfera durante aproximadamente una década, un tiempo de vida mucho más corto que el del dióxido de carbono. La reducción del metano atmosférico a corto plazo podría contribuir a la consecución del Acuerdo de París y ayudar a alcanzar muchos Objetivos de Desarrollo Sostenible debido a los múltiples beneficios colaterales de la mitigación del metano.

En la sesión ministerial del 9 de noviembre de la Coalición por el Clima y el Aire Limpio se manifestó un apoyo mayoritario al Compromiso del Metano.

Los ministros de 46 países aprobaron la Estrategia 2030 de la Coalición, en la que se intensificarán los esfuerzos para reducir significativamente los contaminantes atmosféricos: metano, hidrofluorocarbono (HFC), carbono negro y ozono troposférico (a nivel del suelo) para 2030.

La OMM es socia de la CCAC desde 2014 y vigila a nivel mundial todo el conjunto de forzadores del clima, desde los gases de efecto invernadero de larga duración hasta los contaminantes climáticos de corta duración. Japón alberga el Centro Mundial de Datos sobre Gases de Efecto Invernadero, donde los datos sobre los principales gases de efecto invernadero (incluido el metano) de la red mundial de observación coordinada por la OMM están disponibles de forma gratuita. Los datos sobre aerosoles y ozono troposférico son recogidos y difundidos por otros dos centros de datos mantenidos por Noruega.

En el evento ministerial, la Dra. Elena Manaenkova, Secretaria General Adjunta de la OMM, se comprometió a apoyar el nuevo Compromiso Mundial sobre el Metano.

"La OMM informa anualmente a la COP de la CMNUCC sobre las concentraciones atmosféricas de los gases de efecto invernadero junto con otros indicadores climáticos clave. Nos preocupa la reciente tendencia al incremento de la concentración de metano en la atmósfera. Por lo tanto, la OMM recibe con agrado el compromiso sobre el metano y nos complace ver a tantos miembros de la CCAC haciendo importantes contribuciones", dijo la Dra. Manaenkova.

"La OMM desarrolla las normas técnicas para las estimaciones de las emisiones basadas en la observación (a través del Sistema mundial integrado de información sobre los gases de efecto invernadero (IG3IS)). Disponemos de las herramientas y la metodología necesarias para ayudar a desarrollar las estrategias de mitigación de emisiones más eficientes para hacer realidad los compromisos sobre el metano y cuantificar los resultados obtenidos", afirmó.

"Las observaciones instrumentales pueden ayudar a localizar las fuentes de emisión conocidas y desconocidas y a identificar las oportunidades de reducción de las emisiones. La OMM se complace en ofrecer orientación y asistencia y está dispuesta a ayudar", dijo la Dra. Manaenkova.

El metano es responsable de aproximadamente el 16% del efecto de calentamiento de los gases de efecto invernadero de larga duración desde la época preindustrial, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA). Aproximadamente el 40% del metano es emitido a la atmósfera por fuentes naturales (por ejemplo, humedales y termitas), y cerca del 60% proviene de fuentes antropogénicas (por ejemplo, rumiantes, agricultura del arroz, explotación de combustibles fósiles, vertederos y quema de biomasa).

El aumento de la concentración anual de metano de media mundial de 2019 a 2020 fue mayor que el de 2018 a 2019 y también mayor que la tasa de crecimiento anual media de la última década, según el Boletín de Gases de Efecto Invernadero de la OMM.

Fuente: