cumulonimbusincusmamma.gif
mardeniebla.gif
arreboladapirenaica.gif

Las emisiones de gases de efecto invernadero también están afectando a las estratosfera. El adelgazamiento inducido en esta capa de la atmósfera podrá afectar a los satélites y comunicaciones

Las emisiones de gases de efecto invernadero adelgazan la estratosfera, según revelan los científicos


El adelgazamiento indica un impacto profundo de los humanos y podría afectar a los satélites y al GPS

 

The thickness of the stratosphere has contracted by 400 metres since the 1980s, the researchers found.

Los investigadores han hallado que el espesor de la estratosfera se ha contraído 400 metros desde la década de 1980. Fotografía: Alamy

 

Las enormes emisiones de gases de efecto invernadero de la humanidad están reduciendo la estratosfera, según reveló un nuevo estudio.

El grosor de la capa atmosférica se ha contraído 400 metros desde la década de 1980, según han encontrado los investigadores, y se reducirá en aproximadamente otro kilómetro para 2080 sin grandes recortes en las emisiones. Los cambios tienen el potencial de afectar las operaciones de los satélites, el sistema de navegación GPS y las comunicaciones por radio.

El descubrimiento es el último en mostrar el profundo impacto de los humanos en el planeta. En abril, los científicos demostraron que la crisis climática había desplazado el eje de rotación de la Tierra a medida que el deshielo masivo de los glaciares redistribuye el peso en todo el mundo.

La estratosfera se extiende desde unos 20 a 60 km por encima de la superficie de la Tierra. Debajo está la troposfera, en la que viven los humanos, y aquí el dióxido de carbono calienta y expande el aire. Esto empuja hacia arriba el límite inferior de la estratosfera. Pero, además, cuando el CO2 entra en la estratosfera, en realidad enfría el aire y hace que se contraiga.

 

Las emisiones de gases de efecto invernadero están cambiando la estructura de la atmósfera inferior de la Tierra

 

 La atmósfera de la tierra consta de varias capas, con la troposfera en la parte inferior. Las medidas aquí indicadas son aproximadas y pueden variar enormemente según la época del año, o posición en relación a la tierra.

 

La estratosfera cada vez más reducida es una clara señal de la emergencia climática y la influencia a escala planetaria que ahora ejerce la humanidad, según Juan Añel, de la Universidad de Vigo, Ourense en España y parte del equipo de investigación. "Es impactante", dijo. "Esto demuestra que estamos jugando con la atmósfera hasta 60 kilómetros".

Los científicos ya sabían que la troposfera estaba creciendo en altura a medida que aumentaban las emisiones de carbono y habían planteado la hipótesis de que la estratosfera se estaba reduciendo. Pero el nuevo estudio es el primero en demostrar esto y muestra que se ha contraído en todo el mundo desde al menos la década de 1980, cuando se recopilaron por primera vez los datos satelitales.

La capa de ozono que absorbe los rayos ultravioleta del sol se encuentra en la estratosfera y los investigadores habían pensado que las pérdidas de ozono en las últimas décadas podrían ser las culpables de la reducción. Menos ozono significa menos calentamiento en la estratosfera. Pero la nueva investigación muestra que es el aumento de CO2 lo que está detrás de la contracción constante de la estratosfera, no los niveles de ozono, que comenzaron a repuntar después de que el tratado de Montreal de 1989 prohibió los CFC.

El estudio, publicado en la revista Environmental Research Letters, llegó a sus conclusiones utilizando el pequeño conjunto de observaciones satelitales tomadas desde la década de 1980 en combinación con múltiples modelos climáticos, que incluían las complejas interacciones químicas que ocurren en la atmósfera.

 

Sunset over the Indian Ocean. Above the darkened surface of Earth, a brilliant sequence of colors roughly denotes several layers of the atmosphere. Deep oranges and yellows are visible in the troposphere that extends from Earth’s surface to 6-20 kilometers high. The pink to white region above the clouds appears to be the stratosphere; this atmospheric layer generally has little or no clouds and extends up to approximately 50 kilometers above Earth’s surface. Above the stratosphere blue layers mark the upper atmosphere as it gradually fades into the blackness of outer space.

Puesta de sol sobre el Océano Índico. Sobre la superficie oscurecida de la Tierra, una secuencia brillante de colores denota varias capas de la atmósfera. Los naranjas y amarillos profundos son visibles en la troposfera que se extiende desde la superficie de la Tierra hasta los 6-20 km de altura. La región de rosa a blanca sobre las nubes parece ser la estratosfera; esta capa atmosférica generalmente tiene pocas o ninguna nube y se extiende hasta aproximadamente 50 km sobre la superficie de la Tierra. Por encima de la estratosfera, las capas azules marcan la atmósfera superior a medida que se desvanece gradualmente en la oscuridad del espacio exterior. Fotografía: NASA

 

“Puede afectar las trayectorias de los satélites, el tiempo de vida orbital y las recuperaciones […] la propagación de ondas de radio y, finalmente, el rendimiento general del Sistema de Posicionamiento Global y otros sistemas de navegación basados ​​en el espacio”, según los investigadores.

El profesor Paul Williams, de la Universidad de Reading en el Reino Unido, que no participó en la nueva investigación, dijo: “Este estudio encuentra la primera evidencia observacional de la contracción de la estratosfera y muestra que la causa es, de hecho, nuestras emisiones de gases de efecto invernadero en lugar del ozono. "

“Algunos científicos han comenzado a llamar a la atmósfera superior la 'ignorósfera' porque está muy poco estudiada”, dijo. "Este nuevo documento fortalecerá la necesidad de mejores observaciones de esta parte distante pero críticamente importante de la atmósfera".

“Es notable que todavía estemos descubriendo nuevos aspectos del cambio climático después de décadas de investigación”, dijo Williams, cuya propia investigación ha demostrado que la crisis climática podría triplicar la cantidad de turbulencias severas experimentadas por los viajeros aéreos. "Me hace preguntarme qué otros cambios están infligiendo nuestras emisiones en la atmósfera que aún no hemos descubierto".

El predominio de las actividades de la humanidad en el planeta ha llevado a los científicos a recomendar la declaración de una nueva época geológica: el Antropoceno.

Entre los marcadores sugeridos del Antropoceno se encuentran los elementos radiactivos esparcidos por las pruebas de armas nucleares en la década de 1950 y los huesos de pollo domésticos, gracias al aumento en la producción avícola después de la Segunda Guerra Mundial. Otros científicos han sugerido que la contaminación plástica generalizada es un indicador de la edad del plástico, que seguirá a las edades del bronce y del hierro.

 

(Esta es una traducción libre de artículo publicado en The Guardian el pasado 12 de mayo de 2021 por Damian Carrington. Enlace al artículo original: https://bit.ly/2STI4fH)