mangaensantander.gif
amanecerdesdeelcielo.gif
arreboladapirenaica.gif

La realidad, los riesgos y la respuesta al cambio climático

5 - 6 minutos

Basándose en los datos, cerca del 97% de los expertos en clima han llegado a la conclusión de que el cambio climático provocado por el hombre está ocurriendo.

La abrumadora constatación del cambio climático provocado por el hombre evidencia tanto los efectos actuales, con costes significativos, como los extraordinarios riesgos futuros para la sociedad y los sistemas naturales. La comunidad científica ha organizado conferencias, ha publicado informes, ha intervenido en foros y ha proclamado, a través de declaraciones de prácticamente todas las academias científicas nacionales y de las principales organizaciones científicas relevantes -incluida la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS)- que el cambio climático pone en riesgo el bienestar de los pueblos de todas las naciones.

Las encuestas revelan que muchos estadounidenses creen que el cambio climático sigue siendo un tema de gran discrepancia científica. Por lo tanto, es importante y cada vez más urgente que los ciudadanos sepan que ahora hay un alto grado de acuerdo entre los científicos climáticos de que el cambio climático causado por el hombre es real. Además, aunque la población está empezando a ser consciente de que el cambio climático está aumentando la probabilidad de ciertas catástrofes locales, muchas personas aún no entienden que existe una pequeña, pero real, posibilidad de que se produzcan cambios abruptos, impredecibles y potencialmente irreversibles con impactos muy perjudiciales para la población de Estados Unidos y de todo el mundo.

No es el propósito de este documento explicar por qué se ha producido esta discrepancia entre el conocimiento científico y la percepción pública. Tampoco pretendemos ofrecer otra extensa revisión de las pruebas científicas del cambio climático. En su lugar, presentamos mensajes clave para todos los estadounidenses sobre el cambio climático:

  1. Los científicos del clima están de acuerdo: el cambio climático está ocurriendo aquí y ahora. Basándose en pruebas bien contrastadas, cerca del 97% de los científicos del clima han llegado a la conclusión de que el cambio climático provocado por el hombre está ocurriendo. Este acuerdo está documentado no sólo por un único estudio, sino por una corriente convergente de pruebas en las últimas dos décadas de encuestas a científicos, análisis de contenido de estudios revisados por pares y declaraciones públicas emitidas por prácticamente todas las organizaciones de miembros de expertos en este campo. La temperatura media mundial ha aumentado aproximadamente 0,8˚C en los últimos 100 años. El nivel del mar está subiendo y algunos tipos de fenómenos extremos, como las olas de calor y las fuertes precipitaciones, son más frecuentes. Recientes hallazgos científicos indican que el cambio climático es probablemente responsable del aumento de la intensidad de muchos de estos eventos en los últimos años.
  2. Corremos el riesgo de impulsar nuestro sistema climático hacia cambios abruptos, impredecibles y potencialmente irreversibles con impactos muy dañinos. El clima de la Tierra está en vías de calentarse más allá de lo que se ha producido en los últimos millones de años. El rango de incertidumbre del calentamiento a lo largo de la tendencia actual de las emisiones es lo suficientemente amplio como para abarcar consecuencias masivamente perturbadoras para las sociedades y los ecosistemas: a medida que aumenta la temperatura global, existe un riesgo real, por pequeño que sea, de que una o más partes críticas del sistema climático de la Tierra experimenten cambios abruptos, impredecibles y potencialmente irreversibles. Resulta inquietante que los científicos no sepan qué cantidad de calor es necesario para desencadenar esos cambios en el sistema climático.
  3. Cuanto antes reaccionemos, menor será el riesgo y el coste, es mucho lo que podemos hacer. Si esperamos a actuar, inevitablemente aumentarán los costes, se incrementará el riesgo y se cerrarán las oportunidades para afrontarlo. El CO2 que producimos se acumula en la atmósfera de la Tierra durante décadas y siglos. No es como la contaminación por el smog o los desechos en nuestros lagos y ríos, donde los efectos de las políticas dirigidas responden rápidamente a los efectos de las políticas específicas. Los efectos de las emisiones de CO2 no pueden reducirse de una generación a otra hasta que no haya una forma rentable y a gran escala de eliminar el dióxido de carbono de la atmósfera. Además, a medida que las emisiones continúan y el calentamiento aumenta, el riesgo se incrementa.

Si adoptamos decisiones bien fundadas ahora, podemos reducir los riesgos para las generaciones futuras y para nosotros mismos, y ayudar a las comunidades a adaptarse al cambio climático. La población ha respondido con éxito a otros grandes retos medioambientales, como la lluvia ácida y el agujero de ozono, con beneficios mayores que los costes, y los científicos que trabajan con los economistas creen que hay formas de gestionar los riesgos del cambio climático al tiempo que se equilibra la prosperidad económica actual y futura.

Como científicos, no es nuestro papel decir a la ciudadanía lo que debe hacer o debe creer sobre la creciente amenaza del cambio climático. Pero consideramos que es nuestra responsabilidad como profesionales garantizar, en la medida de nuestras posibilidades, que la gente entienda lo que sabemos: el cambio climático provocado por el hombre está ocurriendo, nos enfrentamos a riesgos de cambios abruptos, imprevisibles y potencialmente irreversibles, y responder ahora reducirá el riesgo y el coste de la adopción de medidas.

 

Fuente: