iriscontraglaciar.gif
vivaelverano.gif
uyyyquecerca.gif

Cómo nos cambiará la vida si no actuamos ante la crisis climática

Solo dos escenarios son posibles: si tomamos medidas contra la emergencia climática o si no lo hacemos. Los países que se reúnen estos días en la cumbre del clima COP25 de Madrid saben bien lo que se juegan si no ponen todos sus esfuerzos en frenar el aumento de temperaturas.

La crisis climática intensificará la frecuencia de fenómenos extremos como los huracanes. / José Antonio Peñas (SINC)

El cambio climático se ha ido acomodando rápidamente en las regiones hasta adentrarse en las vidas de la gente. Millones de desplazados huyen ahora de sus efectos. Este ente cada vez menos invisible se nutre de los errores e inacciones de los gobiernos. Cada vez se hace más fuerte, cada vez alcanza a más personas, pero aún no es del todo imparable.

Para poner freno a la emergencia climática se aprobó el Acuerdo de París, la resolución universal que unió a todos los países en 2015. Sin embargo, la situación de cada uno de los Estados miembro de Naciones Unidas hace que estos sufran o contribuyan de diferente manera al aumento generalizado de las temperaturas.

Ciudades anegadas y asfixiadas, especies emblemáticas borradas del mapa, niñas y niños desnutridos y eventos extremos inexplicables son ya la realidad en muchas zonas del mundo. Sin una acción climática más ambiciosa y urgente, que restringa aún más las emisiones de gases de efecto invernadero, estos panoramas serán la realidad de todos.

Así serán las ciudades del futuro