69sesentaynueve.gif
vivaelverano.gif
fuegoalatardecer.gif

Energías renovables: la crisis climática “puede haber originado un aumento de la velocidade del viento

Energía Eólica, los parques eólicos podrían ser capaces de generar más energía debido a este fenómeno, según dice el informe

 

Un parque eólico cerca de IJmuiden en Holanda. Se analizaron los datos de 9.000 estaciones meteorológicas internacionales desde finales de la década de 1970. Fotografía: Mischa Keijser/Getty Images/Cultura RF

Según un trabajo de investigación, la crisis climática mundial podría dar lugar a que se genere más electricidad renovable al estar ocasionando velocidades de viento más rápidas para el creciente número mundial de parques eólicos.

 Los científicos han descubierto que los cambiantes patrones de circulación oceánica del mundo pueden haber desencadenado un rápido aumento de la velocidad del viento en los últimos 10 años.

El equipo internacional de investigación analizó datos de 9.000 estaciones meteorológicas internacionales desde finales de la década de 1970 y descubrió que las velocidades del viento habían aumentado inesperadamente después de una desaceleración de tres décadas.

 El Dr. Zhenzhong Zeng, profesor de la Universidad de Princeton y autor principal del informe, dijo que el equipo de investigación se sorprendió por los resultados después de haber comenzado a estudiar la desaceleración de las velocidades mundiales del viento.

Las velocidades de viento más rápidas de lo esperado podrían ayudar a aumentar la cantidad de electricidad renovable generada por cada turbina en más de un tercio hasta 3,3 millones de kilovatios hora (kWh) para 2024.

 Zeng dijo que es probable que la aceleración inesperada haya desempeñado un papel más importante en la mejora de la eficiencia de los parques eólicos en Estados Unidos que las innovaciones tecnológicas.

 El artículo de investigación, publicado en la revista Nature Climate Change revisada por pares, sugiere que las velocidades globales más rápidas pueden continuar durante al menos otra década en lo que sería un impulso importante para los propietarios de parques eólicos.

 El Dr. Adrian Chappell, profesor de la Universidad de Cardiff y coautor del informe, dijo que el rápido aumento de la velocidad del viento a nivel mundial es un buen augurio para la expansión de las energías renovables, que será fundamental para mantener el calentamiento global por debajo de 2º C.

 Los hallazgos marcan una importante reversión en una tendencia a la disminución de las velocidades del viento en las últimas tres décadas, conocida como “descenso de la velocidad del viento a nivel planetario”, que amenazaban con reducir a la mitad el potencial de energía eólica mundial para finales de siglo.

Estudios anteriores han encontrado que el aumento de la "rugosidad" en la superficie de la Tierra, a partir de nuevos edificios y urbanización, ha actuado como un amortiguador al reducir la velocidad del viento hasta un 2,3% cada década desde finales de la década de 1970. Pero las últimas investigaciones han demostrado que los patrones de circulación oceánica y atmosférica a gran escala podrían estar haciendo que las velocidades del viento vuelvan a ser más rápidas.

 El estudio encontró que los principales impulsores del aumento de la velocidad del viento a nivel mundial   fueron la Oscilación Decadal del Pacífico, la Oscilación del Atlántico Norte y el Índice del Atlántico Norte Tropical.

 Zeng dijo que el efecto del calentamiento global sobre la velocidad del viento a nivel mundial seguía siendo en gran medida incierto porque el aumento de las temperaturas tendría una amplia gama de impactos que no se conocen completamente.

 "Creemos que nuestro estudio avanza en la comprensión sobre cómo el cambio climático afecta al viento, y hacemos un llamamiento para que más científicos se centren en esta importante variable climática", dijo. "El estudio del viento también puede arrojar luz sobre los mecanismos dinámicos del cambio climático".

 

Fuente: THE GUARDIAN, edición internacional. Jillian Ambrose

Nota: El artículo fue actualizado el 19 de noviembre de 2019 para reflejar un aviso de corrección de la Universidad de Cardiff. La declaración original de la prensa decía que las velocidades más altas del viento podrían ayudar a aumentar la producción de energía eólica en más de un tercio a 3,3 millones de kilovatios hora (kWh) para 2024. Después de la publicación, la universidad dijo que las cifras se refieren a la producción de un aerogenerador. Esto se ha corregido.