mangaensantander.gif
arribayabajo.gif
lasombradelteide.gif

Problemas mundiales relacionados con el agua y respuestas hidrológicas

El agua es indispensable para la vida, un pilar del desarrollo sostenible y uno de los mayores riesgos mundiales. Sequías y crecidas son peligros comunes relacionados con el agua.

No obstante, merecen una atención especial tanto la escasez de agua como su mala gestión, especialmente en cuencas transfronterizas, donde pueden agudizar el potencial de conflicto. Los problemas relacionados con el agua pueden intensificar las tensiones sociales y medioambientales, así como las económicas y financieras. Sin embargo, aún se conoce solamente de forma parcial el complejo ciclo hidrológico natural. Un mosaico de usuarios públicos y privados diversos podrían beneficiarse de los servicios hidrológicos, pero las comunidades hidrológicas, meteorológicas y climatológicas tan solo dan apoyo a un número relativamente pequeño de usuarios. La reforma de los órganos integrantes de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) ofrece la mayor oportunidad para extender esos servicios y responder mejor a los riesgos mundiales. La OMM goza de un posicionamiento y reconocimiento únicos como el organismo de las Naciones Unidas para el tiempo, el clima y la hidrología operativa. Gracias a sus conocimientos especializados, la Comisión de Hidrología de la OMM brinda apoyo a los Miembros a la hora de desarrollar sus soluciones en materia de reducción de riesgos de desastre, agricultura, gestión y restauración de ecosistemas, navegación, energía hidroeléctrica y gestión del agua transfronteriza. La Comisión también promueve la investigación operativa orientada hacia un mejor conocimiento de los sistemas hidrológicos. Servicios fragmentados La prestación de servicios en el sector del agua está muy fragmentada, y ello ocurre a nivel nacional en todo lo relacionado con las responsabilidades en materia de administración, ciencia, investigación y operaciones. Pero se evidencia también en la polifacética comunidad de entidades regionales, internacionales e intergubernamentales relacionadas con el agua, incluidas las  organizaciones no gubernamentales (ONG), las asociaciones dedicadas a la investigación, los programas y las organizaciones de las Naciones Unidas. Esos proveedores dan soporte al uso del agua y a los usuarios con necesidades específicas, a saber: • gestión en tiempo real de episodios de crecida y de sequía, así como gestión integrada de crecidas, incluida la representación cartográfica de inundaciones; • gestión integrada del agua en cuencas nacionales y transfronterizas;

  • ingeniería civil para el diseño de infraestructuras;
  • estrategias de agricultura, drenaje y regadío, y su gestión;
  • gestión de ecosistemas, tales como los humedales;
  • diseño y gestión de sistemas de energía hidroeléctrica;
  • diseño y gestión del transporte fluvial;
  • realización de estudios climáticos, análisis de tendencias y sistemas de ayuda a la toma de decisiones.

Prioridades hidrológicas de la Organización Meteorológica Mundial

Para la OMM, el objetivo principal es responder a los desafíos mundiales, que se enmarcan, entre otros, en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas (en particular el ODS 6 sobre el agua), el Marco de Sendái para la Reducción del Riesgo de Desastres, el Acuerdo de París de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Convenio sobre la Protección y Utilización de los Cursos de Agua Transfronterizos y de los Lagos Internacionales. En esa línea, el Grupo Especial sobre el Agua del Consejo Ejecutivo de la OMM ha identificado varias prioridades en la esfera del agua.

Son, entre otras, la oportuna comunicación a toda la población en riesgo de las predicciones y avisos regionales y nacionales de crecidas a través de las autoridades nacionales, para lo que deben elaborarse y actualizarse mapas de inundación que permitan adoptar medidas de seguridad e identificar los riesgos restantes. Los Miembros también necesitan estar preparados para afrontar la sequía mediante la implementación y actualización de la gestión del riesgo asociado a la misma con la información y los datos precisos, todo ello con el apoyo de los centros regionales. Asimismo, la OMM debe priorizar los datos hidroclimáticos y meteorológicos en apoyo del programa de seguridad alimentaria al casar de forma sostenible la demanda futura de agua para consumo humano y riego con su disponibilidad y posible almacenamiento, y ofrecer asesoramiento para optimizar la agricultura de secano. Teniendo en cuenta el papel de la OMM como autoridad internacional con conocimiento acreditado en la generación de datos hidrológicos de alta calidad, y los productos y servicios de información correspondientes, el Grupo Especial del Consejo Ejecutivo enfatizó la necesidad de que la Organización continúe asegurando la prestación de tales servicios y el apoyo a sus Miembros. La OMM también debe priorizar el mantenimiento y la mejora de los sistemas de vigilancia de todos los elementos asociados con la hidrología operativa en todo el mundo1, ya que ello es esencial para producir información que optimice la eficiencia de servicios, políticas y decisiones políticas actuales y futuros, en los ámbitos local, regional y mundial. El Grupo Especial del Consejo Ejecutivo también resaltó que la OMM tiene que dar prioridad al desarrollo sostenible a través de la generación de información hidrológica en apoyo de todos los sectores que dependen del agua para lograr una gestión óptima de los recursos operativos. Además, el citado Grupo Especial señaló el papel de la OMM para dar respuesta a las inquietudes en torno a la degradación de la calidad del agua y la necesidad de vigilar permanentemente las aguas subterráneas y superficiales para garantizar su calidad y la aplicación de acciones correctivas. 1 La OMM facilita la cooperación internacional en materia de “hidrología operativa”, relacionándose en diversos grados con los siguientes elementos: precipitaciones; capa de nieve; evaporación (en lagos, cuencas fluviales y embalses); nivel de agua, temperatura y régimen de hielos en ríos, lagos y embalses; caudal de agua y de sedimentos de los ríos; humedad del suelo y profundidad de la capa helada en el suelo; calidad del agua; aguas subterráneas (véase el anexo a la Resolución 13 (Cg-VI).

Para saber más

OMM. Johannes Cullman, Departamento del Clima y del Agua de la Organización Meteorológica