cumulonimbusincusmamma.gif
arcoirislenticular.gif
transferenciadeenergia.gif

Ciclones tropicales

Los ciclones tropicales son una de las mayores amenazas para la vida y los bienes, incluso en sus primeras fases de desarrollo. Conllevan diferentes peligros que, individualmente, pueden afectar de forma significativa la vida y los bienes, como las mareas de tempestad, las inundaciones, los vientos extremos, los tornados y los rayos. Cuando se combinan, estos peligros interactúan entre sí y aumentan considerablemente la posibilidad de causar pérdida de vidas y daños materiales.

En los últimos 50 años, un total de 1 942 desastres han sido atribuidos a ciclones tropicales, que se han cobrado la vida de 779 324 personas y han causado pérdidas económicas estimadas en 1 407 600 millones de dólares de los Estados Unidos, lo que equivale a una media diaria de 43 muertes y 78 millones de dólares en concepto de daños.

Características de los ciclones tropicales

Un ciclón tropical es una tormenta de rápida rotación que se origina en los océanos tropicales, de donde extrae la energía necesaria para desarrollarse. Tiene un centro de baja presión y nubes que se desplazan en espiral hacia la pared que rodea el "ojo", la parte central del sistema donde no hay nubes y las condiciones meteorológicas son por lo general tranquilas. Su diámetro suele ser de unos 200 a 500 km, pero puede alcanzar los 1000 km. Los ciclones tropicales generan vientos muy violentos, lluvias torrenciales, olas altas y, en algunos casos, mareas de tempestad e inundaciones costeras muy destructivas. Los vientos soplan en sentido contrario a las agujas del reloj en el hemisferio norte y en el sentido de las agujas del reloj en el hemisferio sur. En interés de la seguridad pública, se da un nombre a los ciclones tropicales que alcanzan una cierta intensidad.
 
A este fenómeno meteorológico se lo denomina de diferentes maneras según el lugar donde se produce.
 
  • En el mar Caribe, el golfo de México, el océano Atlántico Norte y el océano Pacífico Norte oriental y central, ese fenómeno meteorológico se conoce con el nombre de "huracán".
  • En el Pacífico Norte occidental, se llama "tifón".
  • En la bahía de Bengala y el mar Arábigo, se denomina "ciclón".
  • En el suroeste del Pacífico y el sureste del océano Índico, se lo llama "ciclón tropical severo".
  • En el suroeste del Océano Índico, recibe el nombre de "ciclón tropical".
A los ciclones se los asocia generalmente a lluvias muy intensas, que pueden provocar inundaciones generalizadas. Se los asocia también a vientos dañinos o destructivos y, en el caso de los sistemas más intensos, los vientos de superficie pueden alcanzar velocidades superiores a los 300 km/h. La combinación de olas formadas por el viento y la baja presión de un ciclón tropical puede producir una marea de tempestad costera —un enorme volumen de agua impulsado hacia la costa a gran velocidad y con una fuerza inmensa que puede arrastrar las estructuras a su paso y causar daños importantes al medio ambiente costero—.
 
En función de la velocidad de los vientos máximos sostenidos, los ciclones tropicales se designan de la siguiente manera:
  • depresión tropical, cuando la velocidad de los vientos máximos sostenidos es inferior a 63 km/h;
  • tormenta tropical, cuando la velocidad de los vientos máximos sostenidos es superior a 63 km/h; a este tipo de tormentas se le pone nombres;
  • huracán, tifón, ciclón tropical severo o tormenta ciclónica severa, según la cuenca, cuando la velocidad de los vientos máximos sostenidos es superior a 116 km/h.
Según la escala de Saffir-Simpson de vientos huracanados, utilizada en el mar Caribe, el golfo de México, el océano Atlántico Norte y el océano Pacífico Norte oriental y central, la fuerza de los huracanes varía de la categoría 1 a la 5:
  • Los huracanes de categoría 1 son aquellos cuyos vientos máximos sostenidos tienen una velocidad de entre 119 y 153 km/h.
  • Los huracanes de categoría 2 son aquellos cuyos vientos máximos sostenidos tienen una velocidad de entre 154 y 177 km/h.
  • Los huracanes de categoría 3 son aquellos cuyos vientos máximos sostenidos tienen una velocidad de entre 178 y 209 km/h.
  • Los huracanes de categoría 4 son aquellos cuyos vientos máximos sostenidos tienen una velocidad de entre 210 y 249 km/h.
  • Los huracanes de categoría 5 son aquellos cuyos vientos máximos sostenidos tienen una velocidad superior a 249 km/h.

El impacto de los ciclones tropicales y los daños que puedan ocasionar dependen no solo de la velocidad del viento, sino también de factores como la velocidad de desplazamiento, la duración de vientos fuertes, la precipitación acumulada durante y después de que tocan tierra, el cambio repentino de la dirección de desplazamiento y de intensidad, su estructura (por ejemplo, el tamaño y la intensidad), así como la respuesta que el ser humano dé a los desastres causados por estos sistemas.

Average annual cycle of tropical cyclone occurrence for each ocean basin. The abscissa spans the 13 months, December through January of the following year; the ordinate is the number of storms per hundred years. For each day, the graph shows the number ofCiclo anual de ocurrencia media de ciclones tropicales para cada cuenca oceánica La abscisa abarca 13 meses, de diciembre a enero del año siguiente; la ordenada representa el número de tormentas cada 100 años. Para cada día, el gráfico muestra la cantidad de años que ha estado presente un ciclón (normalizado cada 100 años). La línea azul representa todos los ciclones tropicales (vientos de superficie superiores a 17 m s-1 o 34 nudos); el sombreado representa los ciclones tropicales de fuerza huracanada (vientos de superficie superiores a 33 m s-1 o 64 nudos).

 

Predicción de ciclones tropicales

Los meteorólogos del mundo utilizan tecnologías modernas, como los satélites, los radares meteorológicos o las computadoras, para predecir la trayectoria de los ciclones tropicales a medida que se desarrollan. A veces resulta difícil predecir los ciclones tropicales ya que pueden debilitarse o cambiar su curso repentinamente. No obstante, los meteorólogos emplean tecnologías punteras y desarrollan técnicas modernas, como los modelos de predicción numérica del tiempo, para pronosticar la evolución de un ciclón tropical, incluidos su desplazamiento y el cambio de intensidad; el momento y lugar en el que tocará tierra y la velocidad a la que lo hará. Entonces, los Servicios Meteorológicos Nacionales de los países afectados se encargan de emitir avisos oficiales.


Cada año se forman aproximadamente 80 ciclones tropicales. El Programa de Ciclones Tropicales de la OMM proporciona información sobre esos peligros y el Centro de la OMM de Información sobre los Fenómenos Meteorológicos Severos emite advertencias de ciclones tropicales en tiempo real.


El marco de la OMM hace posible la difusión amplia y oportuna de información sobre ciclones tropicales. Como resultado de la cooperación y coordinación internacionales, se monitorea cada vez más los ciclones tropicales desde sus etapas tempranas de formación. La OMM coordina las actividades en este ámbito a escala mundial y regional a través de su Programa de Ciclones Tropicales. En el marco de este Programa se llevan a cabo las actividades de los Centros Meteorológicos Regionales Especializados en ciclones tropicales y de los Centros de Avisos de Ciclones Tropicales, todos ellos designados por la OMM. La función de estos Centros es detectar, monitorear, seguir la trayectoria y predecir todos los ciclones tropicales de sus respectivas regiones. Los Centros proporcionan a los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales orientación y advertencias en tiempo real.

Fuente:https://public.wmo.int/es